Algo sobrevalorado.

Posted on noviembre 29, 2010

1


Y ya pasaron 2 meses desde que mi tía dejo este mundo de mierda y nadie la recuerda ya.
Era de esperar.
La “familia” apareció el día del funeral y después se esfumaron al ver que no tenían nada que rascar.
El trato con mi familia cuando yo era peque no era malo.
Los veía con bastante frecuencia, nos hacíamos regalos en navidad y en los cumpleaños, e incluso pasaba días en sus casas.
Con el paso del tiempo las cosas cambiaron (no sé porque y como que me la repatina ahora mismo)
Mis primas/os se casaron, tuvieron críos y yo comenzaba a ser el bicho raro de la familia al no estar por la labor de casarme y mucho menos de tener hijos.
Se ve que cuando tienes una edad o haces lo mismo que la mayoría o te marginan.
Y eso es lo que soy: una marginada familiar mas que social.
Y no me importa.
Me da igual.
Eso ya lo veía venir yo desde hace mucho tiempo atrás.
Tengo 36 años y ya me lo olía desde los 13.
Precoz fui, no?
Son cosas que pasan cuando con 13 años pierdes a tu padre y tienes que dejar los estudios para ayudar en casa a tu madre enferma.
Con 21 pierdes a tu madre y te quedas sola con tu tía y claro….
Pierdes la poca vida social que tengas ya que es lo único que te queda por perder.
La juventud y la adolescencia ya la perdistes unos años antes y eso no se puede recuperar.
Creo que eso influyo bastante a la hora de darme de lado la family.
Sin duda.
Iba a recordar a mi tía en esta entrada y acabo contando una parte mas de mi patética/penosa vida y hablando de mi relación familiar.
Bravo por mi!
Desvarío. Es normal.
Cuando sera el día que tenga algo bueno que contar?
Lo veo lejano.
Por ahora, mientras llega ese día, una dedicatoria con cariño para mi family.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Mis cosas