Odio

Posted on julio 5, 2010

0


No odiaís a esa gente que habla por hablar?
No odiaís a esa gente que se mete donde no le llaman?
No odiaís a esa gente que sólo sabe joder o pretende hacerlo?
No odiaís a esa gente que, por pura envidia, se dedica a malmeter?

YO SI! Y MUCHO ADEMÁS!
No soporto a la gente que te pone buena cara cuando te tiene en frente y después, ZAS! te apuñala vilmente.
Amigos? Psé.. con amigos como esos no hacen falta enemigos, palabrita de tita trixita!
Antes no sabía diferenciar amigos de conocidos pero a base de palos aprendí, no del todo, pero ando por el buen camino.
Antes contaba mis penas a tó diós, hasta al perro del vecino si hacía falta pero ya no.
Me lo como yo solica, que aunque cueste digerir según que cosas a veces.. es lo mejor.
Contar cosas para qué? Para que las usen en mi contra?
No señor, ya está bien!
La tonta se quitó la venda de los ojos y no picará never, never, never.
Se nota que estoy quemada, verdad?
Pués no pretendo ocultarlo para nada y por eso, a estás horas, ando escribiendo para desfogarme porque sino sé que no dormiré a gusto.
Poner nombres no va conmigo, ni iniciales ni nada similar. A nadie le importa realmente lo que me pase o me deje de pasar.
O quizás si?
Bah! no lo sé ni me importa.
El trabajo me quema, estar en casa también…
Necesito volar, lejos, donde sea, sin rumbo pero hay cosas que me atan aquí, a la cruda realidad.


Cuando me escapo a Madrid y veo por el camino avecillas volar libremente desearía ser una de ellas y perderme en el horizonte.
Uf..! se me va la pinza, y qué?
A quién no se le va la pinza de vez en cuando? Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra como se suele decir.

Anuncios
Etiquetado:
Posted in: Mis cosas